Sicarios de Pablo Escobar han sido asesinados paulatinamente durante los últimos años

Solamente tres de ellos (eran unos 500) permanecen con vida: John Jairo Velásquez, ‘Popeye’; Carlos Alzate Urquijo, ‘Arete’; y Dandenys Muñoz, ‘La Quica’, condenado en E.U. a varias cadenas perpetuas.

Eltiempo.com / justicia
Colombia – Viernes 20 de abril de 2007

La más reciente víctima de este plan de exterminio fue Juan Diego Arcila Henao, ‘El Tomate’, uno de los principales y más sangrientos lugartenientes de Escobar, quien recuperó su libertad en el 2002, tras someterse a la justicia en 1993. Fue asesinado el pasado martes en la población venezolana de Cumaná.

Las autoridades locales pensaron, inicialmente, que se trataba del crimen de un comerciante colombiano, víctima de un intento de hurto.

Según un testigo, hacia la 1:45 p.m., un sicario llegó hasta el edificio Éxtasis, donde vivía Arcila. ‘El Tomate’ trató de huir en un Jeep Cherokee Liberty, de color verde, e incluso alcanzó a llevarse por delante el portón del edificio, pero se estrelló contra un muro luego de recibir cuatro impactos de bala.

Su esposa lo trasladó gravemente herido a un hospital, a donde llegó muerto.

El exterminio

Desde 1993, los lugartenientes del capo han sido asesinados uno a uno por miembros del grupo los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar), que juraron eliminar a todos los sicarios de su archienemigo.

El único que pareciera haberse salvado de la especie de maldición que persigue a los hombres de Escobar es ‘Popeye’, que -en prisión- se convirtió en ‘mano derecha’ de varios ‘paras’.

“Dicen que por eso, ‘don Berna’ -uno de los Pepes y ex jefe ‘para’- le perdonó la vida”, le aseguró a EL TIEMPO una fuente oficial.

Hace un mes, circuló una versión según la cual ‘La Quica’ andaba indagando, a través de cartas, si aún tenía procesos pendientes en Colombia.

Las autoridades colombianas aseguraron que no sabían que ‘El Tomate’ vivía en Venezuela, donde buscó refugio para no correr la misma suerte de sus compañeros de cartel.

En enfrentamientos con las autoridades o a manos de sus enemigos, han caido, entre otros, lugartenientes de la talla de Iván Giovanni Lopera Zabala, ‘Pasarela’; Brances Muñoz Mosquera, ‘Tyson’; Álvaro de Jesús Agudelo, ‘El Limón’; Alfonso León Puerta Muñoz, ‘El Angelito’; John Jairo Arias Tascón, ‘ Pinina’; John Jairo Posada Valencia, ‘El Tití’; Otoniel de Jesús González Franco, ‘Otto’.

Solo Carlos Alzate Urquijo, ‘Arete’, sobrevivió tras un ataque de sicarios, a la salida de prisión.